Imputada inspectora jefa de Policía Nacional por mobbing

Mobbing Madrid

Imputada inspectora jefa de Policía Nacional por mobbing

Acoso laboral: imputada la ex jefa de la Policía Nacional de Morón de la Frontera – Sevilla

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Morón de la Frontera -Sevilla-, ha citado a declarar como imputada a la ex responsable de la comisaría de la Policía Nacional en este municipio, la inspectora jefa Carmen Moral, actualmente destinada en la comisaría del distrito Triana de Sevilla capital.
La imputación obedece a una denuncia presentada por un subinspector que la acusaba de cuatro delitos: acoso laboral, falsedad documental, malversación de fondos públicos y prevaricación.
El juez de Primera Instancia e Instrucción 2 de Morón, cita a la inspectora jefa el próximo 17 de octubre a las diez de la mañana. El documento sólo detalla que la citación es en calidad de imputada, sin precisar qué cargos se le imputan en esta primera fase de la investigación.

Hechos

En la denuncia presentada ante los juzgados de Morón, el subinspector alertaba de que las estadísticas sobre criminalidad estaban siendo falseadas presuntamente por la jefa de la comisaría, ya que algunas de las denuncias presentadas por los ciudadanos no se tramitaban.
Este agente aseguró que se llegó a entregar un justificante de denuncia falso, dado que la denuncia ni se tramitó ni se remitió al juzgado pese a que se le entregó una copia del resguardo al denunciante, al que le habían sustraído material en una cantera de su propiedad. Estos hechos ya fueron expuestos por representantes del Sindicato Unificado de Policía (SUP) ante los responsables de la Jefatura Superior de Policía de Sevilla, que abrió una investigación interna.

Hostigamiento

A raíz de esto, el subinspector denunciante recibió un trato degradante, siempre según su denuncia, por parte de la jefa de la comisaría.
Primero fue marginado en su trabajo como responsable del servicio de Policía Científica y después le abrió tres expedientes disciplinarios por presuntas faltas leves, además de negarle continuos permisos y días de descanso que por calendario le correspondían.
Según consta en la denuncia, la inspectora jefa «alteró unos hechos para que se le imputara penalmente por una supuesta apropiación indebida».
Al subinspector denunciante se le responsabilizaba de la supuesta pérdida de unos teléfonos móviles intervenidos, pese a que éstos fueron localizados y su custodia no era responsabilidad directa del agente. Un juzgado de Morón archivó esta causa en diciembre de 2012.
Todo este caso ha supuesto un grave perjuicio para el subinspector denunciante, que padece un fuerte cuadro de depresión y está en tratamiento psiquiátrico. Su esposa, también policía y destinada en la comisaría de Morón de la Frontera, también ha sufrido un cuadro similar al ver el estado de abatimiento y la falta de autoestima de su esposo. Ambos policías se encuentran de baja médica tras lo ocurrido.
Salir de la versión móvil