Síndrome de Burnout reconocido como enfermedad

Síndrome de Burnout reconocido como enfermedad

El Agotamiento laboral conocido como Síndrome de Burnout finalmente es reconocido como una enfermedad por la propia Organización Mundial de la Salud (OMS)

El pasado 3 de junio de 2019, la OMS reconoció que el Burnout o síndrome de agotamiento laboral, es una enfermedad cuya única causa es el trabajo.

Características de esta enfermedad

Esta enfermedad, caracterizada principalmente por tres grandes síntomas que engloban un agotamiento tanto físico, como mental y emocional, es un síndrome derivado del estrés crónico exclusivamente producido por el trabajo.

Este estrés crónico no tratado adecuadamente con éxito tanto a nivel médico, psicológico como jurídico, puede derivar en esta grave enfermedad que puede incluso acabar con la vida de la persona, por sucesos tan graves como puede ser el suicidio.

Otras experiencias de la vida diaria

También pueden producir un estrés crónico (un embarazo problemático, una disfunción familiar, una enfermedad crónica, una depresión, etc…), pero como señala la OMS, el burnout es un cuadro cuyo origen es exclusivamente el medio laboral, el espacio donde trabaja una persona.

Es decir, que el Burnout es especifico de los acontecimientos producidos en el contexto laboral y no debemos confundirlo con el estrés crónico que puede ocasionar otras circunstancias de la vida diaria.

Características del Burnout

Los síntomas de alarma que nos pueden hacer sospechar de su existencia, como señala la OMS, son tres características: sensación de agotamiento o de debilidad, aumento en el aislamiento del trabajo, sentimientos negativos relativos al trabajo y una baja efectividad profesional.

El Burnout puede confundirse con un cuadro de depresión o también con un cuadro de estrés laboral. El Burnout, como enfermedad, ni es una depresión, ni es un cuadro de estrés laboral.

Sin embargo, podemos confundirnos, porque al inicio, las tres enfermedades pueden parecer iguales. Como elementos esenciales de diferenciación podemos indicar que para presentar un cuadro de Burnout, el periodo de latencia, es decir el tiempo que tardan en aparecer los síntomas (agotamiento tanto físico, como mental y emocional) es mucho mayor; por otra parte, la sensación de agotamiento o de debilidad, aumento en el aislamiento del trabajo, sentimientos negativos relativos al trabajo y una baja efectividad profesional, no aparecen en las situaciones de estrés laboral.

Cualquier trabajador, en un momento dado puede sufrir estrés laboral, pero no todos los trabajadores sufrirán Síndrome de Burnout.

Es importante destacar que el síndrome de Burnout, solo puede aparecer en aquellas personas que están inicialmente muy motivados, dedicados e interesados en un trabajo que les gusta.

Tristemente, a pesar de ser una enfermedad cuyo origen es exclusivamente laboral, en España no queda regulada como accidente laboral; solo algunas sentencias de carácter aislado, lo reconocen como enfermedad profesional, y desde PRIDICAM – Mobbing Madrid, trabajamos con gran esfuerzo en varias direcciones, tanto para actualizar la legislación laboral como prestando apoyo psicológico y jurídico a las víctimas de esta patología.

Salir de la versión móvil